Breve biografía de Bill Gates

2 Flares 2 Flares ×

Bill Gates nació el 28 de octubre de 1955 en Seattle, Estado de Washington en los Estados Unidos. A su capacidad para la programación que se manifestó desde muy temprana edad (a principios de su adolescencia), se le suman su capacidad estratégica y su actitud agresiva para hacer negocios que le llevarían a construir Microsoft, la empresa de software más importante del mundo y construir una riqueza que lo ha hecho uno de los hombres más ricos.

Entorno familiar

Gates creció en una familia de clase media junto con sus dos hermanas, Kristianne y Libby. Su madre, Mary Maxwell, fue en su juventud una Microsoft Bill Gatesatlética estudiante de la Universidad de Washington caracterizada por su liderazgo. Por esta razón, Mary llegó a ser desde profesora, hasta ocupar posteriormente varios cargos corporativos, fungiendo además como madre que llevaba al pequeño Bill a hacer voluntariado y trabajo comunitario. Por su parte, el padre de Bill estudió derecho. Su propio núcleo familiar enseñó a Bill a ser una persona competitiva que no se conformara fácilmente con lo que tenía.

A la edad de 13 años, sus padres ingresaron a Bill a la preparatoria Seattle’s Lakeside School. Allí fue donde Bill recibió clases de computación y se familiarizó con algunos programas y conoció a Paul Allen quien se convertiría en su amigo y el co-fundador de Microsoft.

Época de juventud

Posteriormente Bill entró a la universidad de Harvard para empezar la carrera de leyes. Sin embargo, era evidente que sus preocupaciones iban en otra dirección.  Gates no tenía la disposición ni el régimen para los libros de leyes. En cambio, prefería pasar largas horas en el laboratorio de computación, dormir unas pocas horas y pasar apenas con calificaciones regulares.

Bill mantuvo su contacto con Paul Allen quien estuvo en la Universidad de Washington por un par de años, pero luego abandonó para irse a Boston. En 1974 se reencontraron para trabajar juntos de nuevo e investigar sobre las posibilidades de la mini-computadora Altair 8800. Gates y Allen se contactaron con la compañía que la creó para ofrecerse a desarrollar un programa de software básico para ella. Cuando la compañía les respondió que para aceptar necesitaba una prueba, los dos jóvenes emplearon los dos meses siguientes a escribir el software para la computadora. El software funcionó a la perfección. A partir de entonces, los dos amigos fundaron Microsoft: un juego de palabras en el que se conjugan «micro» (por micro-computadora) y «soft» (por software).

El software básico diseñado por ellos se hizo popular entre los fanáticos de las computadoras. Sin embargo, este no era precisamente un sector de la población que dispusiera de dinero ni que pensara en él. De acuerdo al propio Gates, aproximadamente solo un 10% de las personas que usaban el software había pagado por él. Gates vio entonces una oportunidad de negocio y se posicionó muy pronto en contra de los sectores que consideraban que el software debía ser gratuito. Regalar el trabajo de creación de software fue considerado desde siempre por él como un robo que terminaría produciendo que el buen software dejara de escribirse. Así que a diferencia de muchos de sus compañeros, se dedicó a buscar la forma de enfocar sus capacidades con miras a constituir un negocio rentable.

A partir de entonces, Microsoft se dedicó a escribir software de distintos formatos para otras compañías que ofrecían computadoras. Microsoft creció vertiginosamente y fue contratando más y más empleados, al punto que para cuando Bill tenía 23 años ya se encontraba valorada en unos USD 2.5 millones.

La consolidación de Microsoft y Windows

Con el paso del tiempo, Bill se convirtió en el lider indiscutible de la compañía no solo en materia de desarrollo de software, sino además de las operaciones comerciales. A comienzos de los años ochenta, se presentaría una nueva oportunidad que Bill sabría aprovechar: la negociación con IBM para crear un sistema operativo que funcionara en los computadores de esta empresa. Para hacerse con el negocio, Bill compró un sistema operativo desarrollado para correr en computadores similares a los de IBM y lo adaptó (entonces surgió como el famoso MS-DOS). IBM quería comprar el código fuente de este nuevo sistema operativo, pero Bill se negó a venderlo. Le ofreció entonces a la compañía venderles una licencia para utilizarlo en sus máquinas. Con el paso del tiempo, las compañías competidoras que querían el software tuvieron que acudir a ellos para clonarlo.

El valor de la compañía saltó rápidamente de 4 a 16 millones de dólares. Para 1983, Microsoft ya tenía oficinas en diversos países y dominaba el 30% del software mundial. El mismo año Allen fue diagnosticado con la enfermedad de Hodgkin, un tipo de cáncer y posteriormente se retiró de la empresa entre rumores de disputas con Gates que éste desmintió.

La creación del sistema operativo Windows significó un nuevo salto adelante para la compañía. El nuevo software permitió la integración de una interface gráfica con imágenes y textos en la pantalla y la incorporación del mouse. El auge de Microsoft como primer sistema operativo mundial en los años que siguieron elevaron el valor de Microsoft a los USD 520.000.000.

Poco a poco Gates fue quitándose de encima funciones en la compañía, pero para nadie es un secreto que «gobernaba tras bambalinas». Por esa razón fue determinante en la defensa de Microsoft frente a las denuncias que otras compañías elevaron contra ella por competencia desleal y abuso de la posición dominante, al tiempo que logró que Windows siguiera extendiéndose y sumar Microsoft Office (con Word y Excel) a su dominio.

Finalmente, Microsoft logró llegar a un acuerdo con el gobierno para resolver los conflictos jurídicos e implementó una campaña mediática inmesa para modificar su imagen desfavorable durante los años noventa. Con la cada vez más estable actividad de la empresa, Gates se dedicó con mayor fuerza a las actividades filantrópicas por las que es tan reconocido hoy en día.

Su «camaleónica» capacidad para adaptarse a las circunstancias y sacar ventaja de ellas, lo hace un representante por excelencia del curso del capitalismo contemporáneo.

2 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 2 Pin It Share 0 LinkedIn 0 2 Flares ×

¿Qué te pareció este artículo?

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (12 votos, promedio: 4,25 de 5)
Loading...Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *