0 Flares 0 Flares ×

Un buen slogan es muy necesario para una marca y para cualquier negocio en línea, por más pequeño que sea. Así como tienes un logo llamativo, debes crear un slogan que te haga sobresalir del resto.

Pero ¿cómo escribir un slogan llamativo?, ¿cómo lograr que el público se sientan identificado y atraído por el lema? No es tan complicado, sólo hay que seguir algunos parámetros, conocer el negocio y dejar que nuestra creatividad haga el trabajo.

1. Comienza desde el logo de la compañía

Si tu marca no tiene un logotipo, es necesario que consigas uno antes de crear un slogan. Este trabajará de la mano con el logo y ambos se complementarán el uno con el otro, con el fin de promover la identidad de marca.

El logo es el punto de partida ineludible del slogan. En caso de que estés preparando el logo y el lema para tu negocio, te enfrentas a una oportunidad única para crear ambos a la vez. Esto puede tener el beneficio de que ambos se integren mejor en el resultado final.

Un lema en realidad no funcionará sin un logo, a menos que el único medio de publicidad sea la radio. Tampoco olvides que el lema no tiene que ser eterno y es bastante común que las empresas lo modifiquen como parte de una renovación de su imagen de marca. Así que no tienes nada de qué preocuparte si piensas que el mejor slogan tendrá que modificarse en el mediano o largo plazo.

2. Mantenlo lo más simple que puedasConsejos para escribir un Slogan llamativo

Al igual que el logo de una empresa, el lema sólo es eficaz si el público al que va dirigido lo puede entender rápidamente y sin complicaciones. La sencillez es lo que estás buscando porque apenas tienes unos pocos segundos para impresionar a la gente, así que un slogan como: “el mejor de los widgets olfativos desde 1949” no va a funcionar.

Los lemas no pueden extenderse más allá de una frase y sobre todo se deben evitar palabras complejas. No obstante, algunas reglas están hechas para romperse; si hay alguna palabra compleja o larga que se ajusta bien en la frase, entonces puede ser utilizada.

Por otra parte, para la regla de una sola frase sí debe ser respetada a toda costa. Por ejemplo, un slogan simple y muy reconocido es el de “Just Do It” de Nike, y le va muy bien con el estilo de la marca. Aunque pueden existir slogans más largos, los efectivos nunca dejan de ser de una sola frase.

La corporación del sector de alimentos Whole Foods, por ejemplo, cuenta con un slogan que no es eficaz debido a su complejidad: “Vendemos los productos naturales y orgánicos de la más alta calidad”.

3. ¡Hazlo divertido!

Si puedes ponerle algo de humor al slogan, hazlo. El humor es muy pegadizo y las personas pueden sentirse identificadas con él. Incluso podrán recordar el slogan más fácilmente y bromear con sus amigos y familiares al respecto. De esta manera estarás siempre presente en su mente.

Un extraordinario ejemplo de humor en el lema pertenece Cracked.com, un sitio web estadounidense dedicado al humor. Su slogan es: “El único sitio de videos y humor de Estados Unidos, desde 1958”. Además de la broma sobre ser el único sitio web de videos y humor de ese país, todos saben que es imposible que Cracked existiera en 1958, pues el acceso a Internet se hizo popular en los años 90.

Sin embargo, el buen humor no es algo sencillo de crear. Si en vez de un slogan divertido terminas haciendo un chiste tonto, mejor reescríbelo y desiste del humor.

4. El slogan debe ser honesto, sin exageraciones

¿Puede tu negocio cumplir con la promesa que hace el slogan? Si no lo hace, mejor cámbialo. La idea es describir lo que vendes sin mentirles a tus compradores. Trata de evitar lemas que incorporen “No. 1”, “el mejor”, “no falla”, “lo más usado”. No sólo son difíciles de justificar sino que también son aburridos y muy comunes.

¿Qué crees que pasaría si les dices a tus usuarios que tienes la única y la mejor marca de zapatos en tu país? En primer lugar, no se lo creerían y, en segundo lugar, no puedes asegurar a ciencia cierta que tienes el mejor producto, pues esto también dependería del gusto de los compradores habituales de calzado.

La idea es dar a entender que tienes un producto de calidad sin ser demasiado agresivo al respecto. He allí el trabajo del creativo, de comunicar mucho en pocas palabras.

Si la tarea parece demasiado intimidante, no pienses en que estás haciendo un slogan. Dale un pequeño cambio a tu enfoque: en realidad estás haciendo un mensaje de tu marca. Piensa en qué diría tu producto si pudiera hablar.

5. Dale a la redacción del slogan el tiempo que necesita

Al momento de escribir un slogan llamativo, tienes que considerar que el proceso completo te tomará en la práctica una jornada completa de trabajo. Si estás haciendo un lema para un cliente, entonces tendrás que invertir al menos 1 hora en investigar a tu cliente, de 1 a 2 horas para hacer una lluvia de ideas después de la investigación inicial y luego de 1 a 2 horas para consultar con tu cliente y hacer las correcciones pertinentes.

Por supuesto, si estás haciendo un lema para tu propia empresa, entonces algunos de estos tiempos podrían reducirse. Sin embargo, puede ser una buena idea consultar con un tercero los slogans que hayas producido durante la lluvia de ideas.

En caso de que estés preparando el lema para tu cliente, cuida de redactar un contrato o una condiciones del servicio que limiten la cantidad de veces en que tus clientes pueden rechazar tus propuestas. Esto te evitará que el proyecto se convierta en una pérdida de tiempo importante. Después de todo, no puedes recomenzar el proceso creativo indefinidamente y producir grandes ideas entre las que tu cliente podrá escoger la que más le guste.

 

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Pin It Share 0 LinkedIn 0 0 Flares ×

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies