0 Flares 0 Flares ×

Dar presentaciones memorables es todo un arte que, aunque sea bastante difícil, cualquiera puede aprender. Hablar en público suele causar miedo en personas tímidas que no están acostumbradas a ser el centro de atención.  

Sin embargo, ¿qué ocurre si por trabajo o estudios necesitas realizar una presentación ante un cliente o tus jefes? En este artículo te ofrecemos algunos consejos prácticos para que puedas realizar una presentación exitosa.

La confianza sobre todas las cosas

La confianza es una de las habilidades indispensables para hablar en público. La confianza es algo esencial, puesto que si confías en tus conocimientos, la audiencia se dará cuenta de ello y te prestarán más atención.

Es cierto que incluso hasta los más expertos dando presentaciones se ponen nerviosos antes de hacerlo, esto es algo que le pasa a cualquiera. Sin embargo, la confianza y una excelente preparación previa pueden ayudarte a enfrentar ese nerviosismo.

El dinamismo y la seguridad dan nueva vida

Usualmente las personas prestan atención a alguien que está seguro de lo que está diciendo y que además expresa sus ideas de una forma entretenida.

Además de seguridad, necesitas proyectar dinamismo y entusiasmo durante la presentación. Puedes lograrlo mirando al público a tus ojos en algún momento, apelando al humor o a una historia de interés que capture su atención. Otro recurso útil es terminar la presentación de alguna forma impactante, sea con un llamado a la acción o con una historia o con una pregunta que haga que la audiencia reflexione sobre el tema.

El tiempo de duración

Generalmente, algo que se debe tener muy en cuenta para dar una buena presentación es el tiempo de preparación que le dedicarás a la presentación, para obtener buenos resultados se debe dar un tiempo determinado de preparación a esto.  También debes asegurarte que te preparás para expresar tus ideas con comodidad.

La práctica también es útil en este aspecto. No quieres terminar tu presentación cuando faltan aún 15 o 20 minutos por cubrir, pues eso te obligaría a improvisar. Debes hacer varios ensayos antes de la presentación para asegurarte que puedes comunicar las ideas más importantes para ti en el tiempo establecido. Puedes dejar 5 minutos libres al final en caso de que la audiencia tenga alguna pregunta para ti.

Prepara un guión

Para dar una presentación exitosa, es necesario revisar varias veces lo que vas a decir. De ser posible, escribe un guión y hazle ajustes. Practica una y otra vez lo que vas a decir para no olvidar ninguna cosa importante.

También es indispensable dar un marco apropiado al tema que vas a tratar. Por supuesto, el marco que le des al tema debe ser lo suficientemente interesante para atraer al público y recompensarlo por su atención.

Si el tema de la presentación es un poco árido, tienes que buscar la forma de volverlo atractivo para el público. Para ello puedes utilizar anécdotas, historias o metáforas que hagan reflexionar a tus oyentes y que te permitan conectar con ellos desde un punto de vista emocional, que se les haga viajar a través de una buena historia bien contada.

Encuentra un punto de vista apropiado

Si encuadras la presentación como un viaje detallado, lo que queda es decidir por donde vas a empezar a contar la historia. Para encontrar ese principio correcto, debes tener en cuenta cuanto la gente sabe de lo que les va a contar y que tanta como dar una presentacion memorableimportancia le dan.

Si piensas que la audiencia tiene más conocimiento del tema de lo que en realidad tiene, o si se les habla con mucho tecnicismos, entonces en cualquier momento podrías perder a la audiencia.

Uno de los principales errores al preparar una presentación es querer cubrir mucha información. Tampoco es ideal dejar demasiada información por fuera, así que necesitas encontrar un equilibrio. Lo que debes hacer es ofrecer muchas ideas y acompañarlas de ejemplos, de modo que la audiencia tenga una ayuda que les facilite la tarea de comprender.

Prepara la presentación

Luego que ya tienes bien claro lo que vas a decir, tienes que escoger la forma en que vas a presentar la información, el cómo dirás todo eso que planificaste. Hay varias formas en las que se puede dar la presentación. Hay muchos que optan por ir leyendo un guión que tienen en la presentación, mientras que otros que optan por memorizar el guión. Este último método lleva más tiempo puesto que se debe internalizar todo lo que se va a decir.

Yo personalmente aconsejo no leer una presentación puesto que la audiencia se aburre. Siempre es mejor mostrarle al público que sabes de lo que estás hablando y esto se logra al memorizar el guión. La audiencia te dará más confianza de esta forma.

También hay un punto intermedio. En la presentación mantén en una hoja de papel un esquema con los puntos más importantes a comentar. Así, podrás tratar todos los temas que hagan falta, sin experimentar el temor de olvidar algo importante.

La presencia en vivo

También debes desarrollar presencia en el escenario. Tienes que verte lo más natural y relajado posible. No puedes adoptar una postura que indique que estás nerviosol. El moverse demasiado tampoco es lo ideal; si te vas a mover de un lado a otro, esto debe verse natural.

El definir los recursos multimedia que utilizarás también es muy importante. No debes dejar de lado el aspecto visual para dar una presentación memorable. Las láminas deben ser sencillas, y no debes leerlas muchas para no aburrir al público.

Algunos de los mejores oradores de la actualidad no utilizan el Power Point para nada, pero sí tienen fotos o algún otro material audiovisual que tenga relación con lo que están diciendo.

 

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Pin It Share 0 LinkedIn 0 0 Flares ×

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies