Historia de marcas: Duracell

0 Flares 0 Flares ×

Muchos dispositivos portátiles en la actualidad necesitan baterías para poder funcionar (incluido los mandos a control remoto de diferentes electrodomésticos), y cuando se piensa en baterías hay una marca en particular que las personas prefieren por consideran que tienen mayor duración, resistencia y confiabilidad: las baterías Duracell.

Tal vez esta popularidad se haya incrementado después de las agresivas campañas publicitarias donde se muestra al ya famoso conejo de Duracell, o también porque se han enfocado en ofrecer baterías que tarden más en descargarse, pero lo que es un hecho es que la historia de la marca Duracell es muy extensa.

El ingenio rinde sus frutos

En 1920, un científico llamado Samuel Ruben, quien era extremadamente ingenioso, conoce a Philip Rogers Mallory, un fabricante de cables de filamento de tungsteno, por una casualidad del destino. Ruben acudió a la P.R. Mallory Company para buscar una pieza de equipo que era realmente necesaria para un experimento que realizaba.

Estos dos grandes hombres congeniaron de inmediato, así que decidieron unir todo el ingenio de Ruben con la capacidad de fabricación de Mallory para dar origen a una de las más grandes empresas en este ramo de todos los tiempos.

2 décadas después, en 1940, Ruben creó la celda de mercurio durante la Segunda Guerra Mundial. Esta podía almacenar una mayor cantidad de energía en un espacio menor y, además, podía durar más tiempo en los climas extremos (que eran una preocupación común durante la guerra). Así P.R. Mallory fabricó millones de celdas de mercurio para la guerra, lo que daría entrada a la compañía “Mallory Battery” un tiempo después.

Las oportunidades no pueden dejarse perderHistoria de marcas Duracell

Unos años más tarde, Ruben continuó mejorando las baterías, creando una versión mejorada de las pilas alcalinas de manganeso. Estas eran pilas más compactas, de mayor duración y más resistentes que cualquiera de su competencia.

Entonces, la compañía fotográfica Eastman Kodak creó una cámara con flash incorporado que requería más energía que la que podía ser ofrecida por las pilas de Zinc-Carbono que se utilizaban comúnmente. Las baterías de manganeso resultaban perfectas, pero debían ser más compactas. Entonces Mallory creó las pilas AAA, patentando la tecnología para terceros porque la empresa, desafortunadamente, no contaba con la distribución entre sus clientes.

El nacimiento del gigante

El auge en la industria fotográfica pavimentó el camino para el nacimiento de la marca Duracell, ya que en todo el mundo se necesitaba pilas alcalinas. Así se dio a conocer la marca Duracell en 1964. Sin embargo, el característico conejo no nace sino casi 10 años después, en 1973, cuando fue utilizada la figura de un conejo que funcionaba con pilas Duracell y que podía hacer más que sus competidores, sin importar el tipo de desafío.

Hasta el sol de hoy, Duracell y su conejo son altamente reconocidos a nivel mundial, y con una gran gama de productos definitivamente continúan innovando para suplir las necesidades mundiales. Cada día aumenta la demanda más energía en más dispositivos, por lo que a esta compañía le queda mucho camino por recorrer.

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Pin It Share 0 LinkedIn 0 0 Flares ×

¿Qué te pareció este artículo?

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Loading...Loading...

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *