En 1920, un científico llamado Samuel Ruben, quien era extremadamente ingenioso, conoce a Philip Rogers Mallory, un fabricante de cables de filamento de tungsteno, por una casualidad del destino. Ruben acudió a la P.R. Mallory Company para buscar una pieza de equipo que era realmente necesaria para un experimento que realizaba.

Marketing para Emprendedores

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR